Notas de Paco Peña

Hay dos razones igualmente poderosas que me impulsan a centrar este proyecto en la figura de Lorca: por una parte, además del genio de su poesía y escritos, él fue un músico consumado que contribuyó de forma sustancial al repertorio del folclore de Andalucía; del mismo modo, su poesía es tan evocadora de su amada patria chica, y tan vinculada a la expresión esencial del flamenco que sin duda representa una constante fuente de inspiración para cualquier artista del género.

 

Por otra parte, Federico perdió la vida en la Guerra Española.

 

Me he permitido combinar esas dos realidades, la brillante y maravillosa vida de Lorca y su trágica, prematura y tristísima muerte, en la realización de este proyecto. Preciosa ayuda me ha llegado de la poesía de otros escritores contemporáneos y amigos de Lorca, que también sufrieron la guerra, algunos en el exilio, y que escribieron conmovedores homenajes y palabras de dolor y asombro al contemplar su cruel e injusta ejecución, entre los que tengo que resaltar a Antonio Machado, Pablo Neruda y Vicente Aleixandre.

 

La música incluye un número de canciones rescatadas de la historia del folclore andaluz por Federico, algunas de ellas interpretadas por él mismo al piano, acompañando a la voz de La Argentinita. Estas sirven de base para una parte importante del contenido musical, dándole forma a algunas de las piezas interpretadas en el concierto.

 

Al avanzar en la elaboración de la obra estudié una colección de canciones sencillas, utilizadas durante la Guerra como himnos o gritos patrióticos con el fin de enardecer a los combatientes y simpatizantes de uno u otro lado del conflicto, de las cuales incluí una selección. Miré también referencias sobre episodios, de ambos lados, que tuvieron lugar en los años del enfrentamiento. Aunque es casi imposible poder describir estas anécdotas de forma literal en el contexto de un concierto musical, trato de poner de manifiesto los sentimientos que ellas evocan en mi y, con la valiosísima ayuda de los artistas de mi Compañía, intento darle lo que podría acercarse a un ‘sentido’ personal, simplemente tratando de expresar los sentimientos que provocan en todos nosotros.

 

Al estudiar archivos audio-visuales de la Guerra, saltaron a mi algunos ejemplos, trágicos y conmovedores en extremo, entre ellos algunos recogidos en el bello documental francés ‘Mourir à Madrid’ (Frédéric Rossif 1963) y sentí que algunas escenas de ellos también merecen aparecer, brevemente proyectadas, durante el concierto, con objeto de intentar reflejar de forma fehaciente el terror y la cruda realidad que los españoles vivieron en aquel período.

 

Mi deseo sería que este humilde ramillete de ideas sobre la obra y la persona del insigne artista español, además de la breve mirada que el concierto lanza a los tiempos y circunstancias que tan cruelmente le arrebataron la vida, puedan quizás servir para recordarnos que Federico García Lorca es, y seguirá siendo para nosotros, una figura esencial…

 

Paco Peña


Photo Gallery